El #protocolo en los tiempos actuales

El #protocolo en los tiempos actuales

marzo 22, 2021 0 Por Felipe Reyes

Estamos inmersos en una dinámica social muy diferente a la que vivimos hace apenas unos 10 años, la inmediatez en la difusión de la información, la urgencia por ser atendidos, la necesidad de ser vistos, escuchados y al mismo tiempo, ser considerados por todo y por todos está haciendo mella en la nueva forma de ver el protocolo y, éste, ha tenido que ajustarse  de tal manera que lo que antes servía para dar forma y orden, ahora es considerado obsoleto o inapropiado.

Lo cierto es que el protocolo, cuando es bien implementado y apropiado por las organizaciones y las personas, coadyuvan en la creación de una imagen y ayudan a posicionar y a la difusión de los mensajes clave, ya sea a través de la comunicación, de los eventos, etc. Claro, llegar a esta claridad implica una gran profesionalización en diversos contenidos y herramientas, pero sobre todo, requiere una gran dosis de empatía y sentido común, dos cosas que la formación académica no siempre brinda y que depende de cada uno irlas desarrollando y fortaleciendo.

Ejemplos vemos todos los días, desde una rueda de prensa mal organizada donde lo fundamental que es comunicar de forma clara y precisa, pasa a segundo término, o donde se cuestiona que se rompe el protocolo cuando un funcionario o un directivo o personaje deja el discurso de lado y adecua su mensaje a las circunstancias o para mal, no lo hace.

Estamos saturados de datos que no siempre es información y en este entorno, el protocolo como una “poderosa herramienta de comunicación» , analiza, precisa, anticipa y cuida hasta el último detalle para que el mensaje sea transmitido de la forma en que fue pensado, usando los sentidos sí, pero también el uso de elementos accesorios, desde el diseño de un templete, los invitados en presídium o la mesa, el orden de las palabras, los mensajes dados y por supuesto, la forma en que se acomodan en un escenario los protagonistas.

Ceremonial & Protocolo en Eventos | InEventos El Salvador

La imagen, los gestos o los símbolos en muchas ocasiones comunican más que las palabras y lo vemos de forma cotidiana, si un directivo, invitado , anfitrión o un funcionario titubea, o acomoda su cuerpo de tal manera o va con una vestimenta no ideal para lo que comunica, el mensaje se pierde y no, no son nimiedades ni temas superficiales, en el protocolo actual, la búsqueda de la congruencia y consistencia es un reto y un arte, así, si organizamos un evento donde el mensaje es de apretarse el cinturón, el discurso debe ser claro, empático, no alarmista y tampoco debe darse en un entorno lujoso, con un desayuno opíparo y tampoco caer en el extremo, en un espacio no propicio, sin organizar a los asistentes, sin logística, es decir, equilibrar siempre.

No podemos olvidar que cada día convivimos con una serie de ritos, costumbres y tradiciones que hacen complejo el accionar de los equipos de comunicación , relaciones públicas  y protocolo y hay que adecuarse a las demandas actuales de la sociedad. Valdría entonces preguntarse si lo que hacemos desde el protocolo abona para que esos mensajes se entiendan y sean apropiados por los públicos de forma idónea.

Cuéntame, ¿tú qué piensas? Te leo