La zona de confort, el enemigo de todos

 

Organizar un evento implica mucho control, visión, previsión y manejo de conflictos, entre otras muchas cosas, pero sobre todo, estar en una constante renovación para no caer en la zona de confort, ese espacio donde todo empieza  a ser rutinario, aburrido, gris, donde ya nada te emociona y por ende no emociona a nadie más.

Por supuesto,esto aplica en todos los ámbitos, no solo en eventos, pero hablando de esta industria, cuantas veces no repetimos los mismos eventos, los mismos proveedores, el mismo menú, el mismo montaje, hasta los mismos invitados y los resultados, por ende, son siempre los mismos. Y ojo, no digo que no deba ser así, cuando funciona algo, hay que repetirlo, pero deberíamos en cada uno de los eventos que hagamos, introducir un elemento que marque una diferencia. 

No es fácil cuando has caído ya en esa zona de confort, a veces necesitas que alguien mas te sacuda, pero al final, si te animas, seguro los resultados serán mejores, o quizás no, pero tendrás nuevas experiencias  y así podrás, poco a poco, ir innovando y por ende mejorando, no solo en eventos, también a nivel personal.

http://www.youtube.com/watch?v=40mbsKBSWwY

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: